Our Blog

Check back for regular updates with what's happening around our church.

  • Home
    Home This is where you can find all the blog posts throughout the site.
  • Categories
    Categories Displays a list of categories from this blog.
  • Tags
    Tags Displays a list of tags that have been used in the blog.
  • Bloggers
    Bloggers Search for your favorite blogger from this site.
  • Team Blogs
    Team Blogs Find your favorite team blogs here.
  • Login
    Login Login form

Posted by on in Spanish

Escrito Por Martha Hinojos

b2ap3_thumbnail_image.jpg


Eran tan fuerte la risas que aún de lejos se podían escuchar. No sé entendía mucho lo que se platicaban pero las carcajadas eran contagiosas.

Sólo con voltearse a ver y recordar las pláticas no podían contener su risa. Eran las mejores amigas, tal vez no pensaban igual, tal vez las diferencias de carácter eran grandes, pero el amor de su amistad era muy grande. Eran sus charlas tan divertidas que parecían unas locas que no se podían contener.

Al paso de los años los problemas personales se aumentaron, muchos por muy malas desiciones que ambas tomaron, la distancia , la falta de comunicación, las actividades diferentes fueron poco a poco distanciándose, pero que seguian frecuentandose. De vez en cuando se visitaban, a las pocas horas las risas comenzaban a fluir. A pesar de las cosas de la vida que no salían bien, y muchas cosas fuertes pasaron en sus vidas personales, su amistad volvía a fortalecerse.

Proverbios 18:24 dice “El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo. Y amigo hay más unido que un hermano.”

La destrucción de los valores en nuestro mundo, ha dejado la búsqueda de un verdadero amigo. Lo hemos cambiado por nuestro egoísmo y nuestra propias necesidades, olvidando que es más bendición dar que recibir. La comunicación personal no es remplazable por la sibernética.

Dios nos hizo con necesidades que otros seres humanos, no ficticios si no verdaderos, puedan suplirlas. No nos hizo para una amistad que si me cae mal la borro de mis medios de comunicación, si no personas que nos fallen y les fallemos, pero el amor de la amistad nos enseña a perdonar y crecer en toda buena obra.

El tiempo pasó y las mejores amigas que aún de vez en cuando se veían, se fueron separando y su amistad se enfrió de tal manera que el día de hoy no se comunican. ¿Como se pudo olvidar tanto tiempo juntas, llorando, peleando, riendo?

Hoy sabe muy bien que la necesita por qué tiene ganas de reír con su amiga.

¿Cómo recuperó a mi amiga? se pregunta.

 

Si tienes un amigo verdadero, no lo pierdas. Atesorarlo.

0

Posted by on in Spanish
Escrito Por Elodia Nieto

b2ap3_thumbnail_image172_20150327-173943_1.jpg

"La justicia engrandece a la nación; mas el pecado es afrenta de las naciones." (Proverbios 14:34) 
 
"¿Renuncias lealtad a otros países?" me pregunto el official, con mucha autoridad. "Sí," conteste titubiante. "¿Levantarias armas en contra de México si fuera necesario para defender los Estados Unidos?" “Sí,” respondi nerviosa. "¿Defenderias la constitución y las leyes de los Estados Unidos de America?" Mi respuesta fue afirmativa, mientras mis piernas temblaban sin control y el corazón queria explotar dentro de mi. Me encontraba frente a un representante del Departamento de Imigración (USCIS).
Toda persona que se hace ciudadano de este país, considera este logro un privilegio de parte de Dios y del gobierno americano. Que importante es tener una actitud de agradecimiento por las bendiciones que hemos recibido, tales como la oportunidad de una mejor calidad de vida, la libertad de luchar por el bienestar y la felicidad de nuestras familias y de las decendencias por venir.
Muchos años han pasado desde el día de mi juramento, y si tratara de contar las bendiciones que he recibido del Señor en este país, no terminaria de contarlas, son demaciadas.
"Oh, Senor mi Dios, has realizado muchas maravillas a nuestro favor. Son tantos tus planes para nosotros que resulta imposible enumerarlos. No hay nadie como tu. Si tratara de mencionar todas tus obras maravillosas, no terminaria jamas." (Salmos 40:5 NTV)
Doy gracias a Dios por esta nación, que nos ofrece libertad en todas sus expresiones, por derechos y garantías dadas al pueblo, cuyos beneficios no todos los países ofrecen. 
A travez de el profeta Jeremias, el Señor se dirige al pueblo de Israel que se encuentran en cautividad en Babilonia por mano de Nabucodonosor diciendo: "Edificad casas, y habitadlas; y plantas huertos, y comed del fruto de ellos. Casaos, y engendrad hijos e hijas; dad mujeres a vuestros hijos, y dad maridos a vuestras hijas, para que tengan hijos e hijas; y multiplicaos ahi, y no os disminuyais." 
Me identifico perfectamente con la situación por la que el pueblo Israelita estaba pasando. Dios les dijo a travez del profeta que continuaran con su vida en ese país extrano, sin embargo en sus corazones añoraban regresar a a su nación.
Amo este país y de igual manera amo a mi país de origen, pero es una triste y lamentable situación la que el pueblo Méxicano esta sufriendo. Seguramente estas enterado. 
Este es un llamado a orar y a interceder por el país de México. Dios ama tanto a ese país como a cualquier otro en el mundo. Nosotros los hijos de Dios, sirvamos como sacerdotes para levantar un clamor al Dios de misericordia por la gran necesidad de paz y de justicia en ese pueblo. Roguemos al Padre que su luz resplandesca en medio de tantas tinieblas. No podemos ser indiferentes ante el dolor ajeno. 
El Señor dice en su palabra: "Busque a alguien que pudiera recontruir la muralla de justicia que resguarda al pais. Busque a alguien que se pusiera en la brecha de la muralla para que yo no tuviera que destruirlos, pero no encontre a nadie." (Ezequiel 22:30) 
En la biblia también encontramos la historia de una mujer llamada Ester. Una mujer valiente, figura de la Iglesia de nuestro Señor Jesucristo, que estuvo dispuesta a arriesgar su vida por su plueblo Judío a punto de extinción.
Ester 4:13 dice, "Entonces dijo Mardoqueo que respondiera a Ester: No pienses que escaparas en la casa del Rey más que cualquier otro Judío" (V.14), "Porque si callas absolutamente en este tiempo, respiro y liberación vendra de alguna otra parte para los Judios; mas tu y la casa de tu padre perecereis. ¿Y quien sabe si para esta hora has llegado al reino?”
Ester estubo dispuesta a interceder ante el Rey a favor de su gente aún cuando sabía que le podía costar la vida.
Recuerda que nosotros somos la iglesia y el Rey esta esperando que nosotros nos presentemos delante de El para dar nuestras vidas en intercesión por los desvalidos. 
En Genesis 18 encontramos otro ejemplo de como Dios escucho el clamor no solo de Sodoma y Gomorra sino también el de Abraham. Yo se que el Señor ha oído el clamor de México. Busquemos el momento apropiado cuando el Señor se quede con nosotros, nos acerquemos a El y preguntemosle: "Destruiras Señor, tanto al justo como al malvado en México?” 
Empezemos a interceder como lo hizo Abraham, quien sabe, si el Señor tenga misericordia de nuestras naciones. ¿Acaso no habra diez justos en ese pais? Refleccionemos en cuanta de la seguridad de la que disfrutamos para nuestras familia, ciudad y país reside en nuestras posesiones, posiciones, reputaciones o lugar de residencia? No descansemos de ninguna manera en el hecho de que vivimos en un pais aparentemente seguro, donde todavia disfrutamos de los beneficios de la democracia; (libertad, paz, justicia, etc.) No nos confiemos en que somos la excepción a la regla. Pidamos al Padre sabiduria espiritual, pidamos que ilumine con su luz nuestro corazon para poder ver la realidad del poder de las tinieblas. Entendamos que es solo por la abundante gracia e infinita misericordia de Dios, que nosotros disfrutamos de tantas bendiciones. 
Yo veo gotas de sangre callendo en suelo Méxicano, no es sangre de crímenes, ni de homicidios. Son gotas de sangre que esta limpiando, sanando, y libertando de toda maldición a el país de México, Amén.
0

Posted by on in Spanish
Escrito Por Martha Hinojos

b2ap3_thumbnail_image.jpg

Camino a la tienda en mi auto, observaba a los que iban conduciendo su vehículo, miraba cuando alguien no conducía con precaución. Cometían diferentes descuidos, algunos por usar el celular mientras conducían, otros poniéndose en peligro por la prisa, total era una hora ocupada, la calle bastante concurrida con mucho tráfico y veía como la gente impaciente e iracunda se maldecían los unos a los otros, sonando el claxon, algunos hasta señas con las manos hacían o bajaban el vidrio para gritar cualqueir maldeción.

Es muy fácil proferir o hablar palabra de maldición a otros, incluso a los que decimos amar. Con enojo hablamos palabras hirientes, para hacer reaccionar a la otra persona con cólera y frustración, para estallar en la ira maldiciendonos unos a otros. En estos tiempos, ya no soportamos una reprensión, un consejo, una exhortación sin tomar actitudes negativas hacia los que nos reprenden. Vivimos en un mundo donde todos queremos ser superiores a los demás. No sabemos humillarnos y pedir disculpas, todos creemos que lo merecemos todo. Olvidamos el propósito por lo cual estamos aquí, ignorando que nuestra vida no durará para siempre sobre esta tierra. Por nuestro orgullo, olvidamos o tomamos muy poco en cuenta el manual llamado "La Biblia”, la cual Dios nos dejo para dirijir nuestra vida. En el cual nos dice que encontramos la vida por medio de su hijo Jesucristo, que nos dice que el es El Camino, La Verdad y La Vida (Juan 14:6).

Sin embargo no nos damos cuenta en nuestro egoísmo al seguir viviendo esa vida amargada, maldecimos a quién se atraviesa. Estamos levantando una generación peor que nosotros. Nuestros hijos, nuestros jóvenes, escuchan y miran nuestra actitud; y no sólo para guardarlo en su mente, si no que lo pondrán por obra y no de la misma manera que nosotros, si no que serán mejores para maldecir, para maltratar y humillar, por que esto es como una plaga que se trasmite a pasos agigantados.

La palabra de Dios nos advierte: "Los labios del necio traen contienda; y su boca los azotes llama. La boca del necio es quebrantamiento para sí, y sus labios son lazos para su alma" (Proverbios 18:6-7). Tomemos conciencia de nuestras malas actitudes y no permitamos a nuestro enojó y frustración tomar control de nuestras emociones. Te invito que por cada maldición o mala palabra que hables en debilidad, te propongas hablar cinco palabras positivas y amables.

0

Posted by on in Spanish

Escrito Por Martha Hinojos

Era el fin de semana pasado cuando había una aglomeración de vehículos por las diferentes tiendas de la ciudad; pues era el fin de semana libre de impuestos, o (tax free). Habia personas por todos los diferentes locales de tiendas de ropa y de articulos escolares, pues se estaban preparando para el regreso a clases. Otras personas incluso viajaron a las diferentes ciudades, donde adquirirían ropa y calzado de las más reconocidas marcas, aún preció más accesible.

La mayoría de nosotros, estamos preparados materialmente para ese día, pero ¿que de la preparación moral y espiritual de nuestros hijos? Pensamos que lo más importantes de su regreso a clases es como se miran ante los demás, pero olvidamos como se encuentran moral y espiritualmente. Olvidamos forjar en ellos los principios bíblicos, aplicables a la vida diaria, pues no queremos que se noté mucho la diferencia a los otros niños, sin principios morales bíblicos. No pasamos el tiempo en oración y clamor por las escuelas y el personal docente. La palabra de Dios nos habla de esta manera, en Salmo 5:2-4: " Está atento a la voz de mi clamor, Rey mío y Dios mío, por que a ti oraré. Oh Señor de mañana oirás mi voz; de mañana me presentaré a ti y esperaré. Porqué tu no eres un Dios que amé la maldad."

Cuando nos damos cuenta del peligro que hay en este tiempo, dentro de las escuelas, viendo individuos que matan, que promueven drogas, pandillas, abusos sexuales y tantas otras perversidades, nos llenamos de temor y ansiedad. Vivimos tan afanados en esta vida que nos olvidamos de enseñarles a nuestros hijos principios morales y espirituales y la confianza en el Dios todo poderoso. Culpamos a las escuelas por esta decadencia pero la realidad es que estos principios se aplican en casa. Unámonos para hacer un vallado por las escuelas de esta ciudad y los alrededores. Preparémonos para este regreso, aún hay tiempo, no con cosas pasajeras si no las eternas. " Y busqué entre ellos hombres que hicieran vallado y que se pusieran a la brecha delante de mi,por la tierra para que no la destrúyese; y no lo hallé" (Ezekiel 22:30). ¿Serás tu el hombre o la mujer que se levante a interceder por esta generación?

0

Posted by on in Spanish

Escrito Por Martha Hinojos

El anochecer estaba cerca. Los rayos del sol poco a poco desaparecían tornandose en obscured, y la cálida noche rodeaba el horizonte. Al meditar como termina el día y llega el anopheles, me hace recordar cuantas veces esperamos un nuevo amanecer. Esperamos un nuevo rayo del sol que rompa la obscuridad, y aún que la noche dura varias horas nuestra esperanza es que pronto amanecerá y pronto un nuevo rayo de sol entrara por nuestra ventana.
Cuantas veces en nuestra vida un sueño, un deseo, un anhelo, es como ese rayo de sol que el amanecer trae a nuestra vida, pero tantas veces dejamos que la obscuridad de las dificultades y problemas lo apaguen. Y que así como la obscuridad opaca los rayos del sol, estas cosas son opacadas, cuantas veces la incertidumbre de la obscuridad nos provoca temores.
Es cuando pienso en las promesas de Dios, diciéndonos que El es luz, que las tinieblas no lograrán opacar su resplandor tan grande y suficiente que quita nuestro temor, el dolor y la anciedad que quita nuestra paz y confianza en su palabra. “La Paz les dejo, mi paz les doy, yo no se las doy como el mundo la da; No se turbé vuestro corazón ni tenga miedo” (Juan 14:27-28).
No importa la dificultad o la prueba que pasemos, esta luz no nos dejara estar en tinieblas con miedo de no tener esperanza de un nuevo amanecer, de un nuevo rayo de sol. Aún que la noche allá dolor, mi gozo vendrá de mañana.
El temor más grande de la humanidad es tener que pasar el umbral de la muerte. Pero para el hijo de Dios, la muerte es la reunión con su hacedor; con su Dios. El anhelo más profundo del creyente es poder mirar a su hacedor cara a cara.

0
FaLang translation system by Faboba